28.1 C
Doral
martes, junio 18, 2024

Campaña de Biden invierte 50 millones de dólares solo en anuncios contra Trump

La campaña presidencial del mandatario estadounidense, Joe...

DRAMÁTICO | Interceptados 1.806 migrantes frente a las costas tunecinas

Guardacostas tunecinos interceptaron este fin de semana...

VIDEO: Intentaron irse sin pagar la cuenta en EEUU, pero la actitud de la mesera los dejó fríos

MiscelaneosVideoVIDEO: Intentaron irse sin pagar la cuenta en EEUU, pero la actitud de la mesera los dejó fríos

Otros clientes se percataron de la situación y recompensaron a la mesera. 

Antes de salir a un restaurante, cerciórese de que lleva suficiente dinero para pagar su cuenta. Esto no solamente es por una cuestión ética y, por supuesto legal, sino porque, podría ser denunciado a través de redes sociales. Esta es la historia de una mesera que dejó en evidencia a dos mujeres que querían irse sin saldar su pago.

Desde su perfil en TikTok, @grace.rayy, una mesera, compartió como dos clientas intentaron irse del lugar en el que trabaja sin pagar su cuenta que ascendía a US$100.

«Si ustedes son las dos chicas que ayer intentaron abandonar su cuenta de 100 dólares, jódanse», comienza diciendo la mujer claramente molesta ante la situación que se dio a la tarea de detallar a lo largo de su video con duración de más de cinco minutos. 

Comenzó aceptando que el lugar en el que trabaja no es barato. De hecho, las clientas que denunció únicamente pidieron dos aperitivos y dos bebidas, pero ello bastó para que su cuenta fuera de más de US$100, considerando la propina.

Las clientas le pidieron dividir la cuenta, por lo que cada una pagaría un poco más de US$50. Pero, cuando la mesera regresó unos minutos después, se percató de que, aunque las mujeres le aseguraban que habían dejado sus tarjetas, en realidad no había nada. Así que se los hizo notar y le pidieron unos minutos más.

Grace ya sabía que la situación se iba a complicar, así que decidió vigilar más a las mujeres. Cuando regresó para cobrar la cuenta, notó que una de ellas ya se había ido y la otra estaba intentando escabullirse. Pensó en darles el beneficio de la duda y revisar si habían soldado su deuda, pero se dio cuenta de que no habían dejado nada.

Corrió tras la mujer que todavía no dejaba el restaurante y le pidió a seguridad que fueran a buscar a la otra que ya había salido.

Claramente molesta la mesera le advirtió que ella no iba a estar dispuesta a hacerse cargo de su cuenta pues, si ellas no pagaban, el dinero iba a ser descontado de su día.

Una de las mujeres argumentó que estaba dispuesta a pagar, siempre y cuando le permitieran hacerlo a través de la aplicación Apple Pay, pero el restaurante no tiene disponible esa opción.

Entonces la gerencia del restaurante llamó a una de sus compañeras, a quien identificó como Jo para manejar la situación. La opción que le ofrecieron a la clienta es que enviara el dinero a través de transferencia directamente a la mesera quien luego se encargaría de entregar ese dinero al restaurante.

La clienta continuó negándose y volvió a pedir usar la aplicación Apple Pay. Pero la gerente tomó el asunto en sus manos y le arrebató el teléfono para comenzar a escribir el número de Grace en la aplicación de transferencias bancarias.

Incluso, tomó la decisión de que el total de US$103 se elevará hasta US$123 para aliviar las molestias que estaban provocando.

Pero la situación no terminó ahí. Al parecer consciente de que eso podía suceder, la mujer que quería irse sin pagar había dejado su teléfono en modo avión, así que la transacción no estaba siendo efectuada. Afortunadamente, Jo se dio cuenta y finalmente pudo transferir el dinero.

Querían irse sin pagar, terminaron gastando más y además recompensaron a la mesera

La mesera también compartió que la mujer que terminó pagando una cuenta mayor a la esperada, se fue muy molesta debido a que no había podido salirse con la suya e irse sin pagar. Al final toda la historia fue positiva para Grace.

Aunque tuvo que pasar por un mal momento y perder tiempo, no solamente obtuvo más dinero sino que, como los clientes en la mesa de al lado se dieron cuenta de lo que había sucedido, decidieron dejarle una generosa propina de US$100. «Entonces sí, me conseguiste más dinero. Gracias», finalizó en su video. 

FUENTE: EL TIEMPO

Check out our other content

Check out other tags:

Most Popular Articles